Dos médicos voluntarias madrileñas viajaron en noviembre de 2016 a Guinea. Desde el principio su labor en el pueblo de Diassiya fue muy apreciada por la población. Pronto se formaron largas colas de horas para consultarse y llegó gente desde muchos kilómetros a la redonda (la Sanidad en Guinée NO es gratuita). Trabajaron en condiciones algo difíciles pero con mucho entusiasmo y dedicación:

Sin duda alguna, consiguieron salvar algunas vidas. Gracias, Marisa y