La Escuela ‘Mohamed Barry’ acoge a más de 60 niños y niñas apadrinados por Dimedimali-Guinear. Se halla en el popular barrio de ‘Hamdallaye’ y ofrece educación de calidad a precios razonables. En Guinea la escuela privada no es un lujo sino una necesidad dado el paupérrimo nivel de la escuela pública y la escasez de plazas escolares.

Su director, M. Barry, ha colaborado desde el principio con Dimedimali-Guinear y su ayuda y consejos han sido inestimables.

Dimedimali invirtió más de 12.000 € en la construcción de una biblioteca (2010-2011) y el dispensario anexo (ver ‘Dispensario’ en el apartado PROYECTOS).

A pesar de todo, las carencias en las escuelas guineanas son grandes: faltan libros de texto, fotocopiadoras, ordenadores, corriente eléctrica, buenos profesionales… y el nivel de instrucción es inferior a otros países de África occidental.

Desde Guinear-Dimedimali apostamos por la educación como herramienta de futuro.